consecuencias de la quebradora de quijadas